Entrenar vs. aprender a moverse

Entrenar puede hacerlo cualquiera. Es fácil.

Te compras una revista, te bajas una app, imitas a un influencer, sigues las instrucciones de un monitor o contratas a un entrenador personal.

Simplemente “sabes” lo que “tienes que” hacer y lo haces.

Lo duro es aprender a moverse.

Requiere de algo más:

· Responsabilidad.

· Experimentación.

· Interés.

· Investigación.

· Compromiso.

· Perseverancia.

· Educación.

Es complejo y complicado.

Y como todo lo que es duro, complejo, complicado que implica responsabilidad, compromiso, perseverancia… vale mucho más la pena.


Rober Sánchez – M de MovimientoSoy Rober Sánchez, director del Laboratorio de Movimiento, nuestra plataforma de entrenamiento online. Desde 2003 enseño a las personas a entrenar para construir cuerpos móviles, fuertes y hábiles, y poder moverse de verdad.

Accede a los programas gratuitos de bienvenida y empieza a entrenar tu movilidad, tu fuerza y tu habilidad con cabeza. ¡Muévete!