Entrenar vs. aprender a moverse

Entrenar puede hacerlo cualquiera. Es fácil.

Te compras una revista, te bajas una app, imitas a un influencer, sigues las instrucciones de un monitor o contratas a un entrenador personal.

Simplemente “sabes” lo que “tienes que” hacer y lo haces.

Lo duro es aprender a moverse.

Requiere de algo más:

· Responsabilidad.

· Experimentación.

· Interés.

· Investigación.

· Compromiso.

· Perseverancia.

· Educación.

Es complejo y complicado.

Y como todo lo que es duro, complejo, complicado que implica responsabilidad, compromiso, perseverancia… vale mucho más la pena.

¿QUIERES SEGUIR LEYENDO PARA MOVERTE MÁS Y MEJOR? SUSCRÍBETE GRATIS Y ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD