14. Si yo, Rober, he podido, tú puedes

Jamás me atrevería a dar lecciones de nada.

Una de mis grandes motivaciones es dar ejemplo e inspirar a los mediocres.

No voy a pecar de falsa modestia. Ya te lo he explicado. A mediocre de base no me gana nadie. Soy el campeón del mundo de los mediocres.

Un día, debido a una serie de circunstancias, me di cuenta de que ser mediocre no tenía nada de malo y de que podía moverme fuera de lo convencional, de lo establecido, de lo que se supone que debes o tienes que hacer.

Y mírame.

A pesar de esa mediocridad innata, y luego reforzada por la incultura del movimiento, y aunque mi camino del movimiento haya empezado algo tarde, no me muevo tan mal ¿no?

“Si yo puedo, tú puedes”, a bote pronto, en general, suele ser un eslogan barato, fácil, cutre, resobado en nuestra era plagada de tazas Mr. Wonderful, unicornios rosas, fotos filtradas y realidades edulcoradas.

Por eso no me arriesgaría, no me atrevería a utilizarlo si no estuviera plenamente convencido de que puedo hacerlo con la conciencia tranquila.

Si yo, Rober, he podido, tú puedes.

De sobras.

Rober Sánchez – M de MovimientoSoy Rober Sánchez, director del Laboratorio de Movimiento, nuestra plataforma de entrenamiento online. Desde 2003 enseño a las personas a entrenar para construir cuerpos móviles, fuertes y hábiles, y poder moverse de verdad.

Accede a los programas gratuitos de bienvenida y empieza a entrenar tu movilidad, tu fuerza y tu habilidad con cabeza. ¡Muévete!