Una confusión con los estiramientos

A uno de mis correos referentes a algunas movilizaciones escapulares, recibo como respuesta un correo un tanto confuso.

También gracioso.

Que mi gestor de correo, en la cabecera del correo, me sugiere traducirlo del japonés. ¡Jaja!

Copio y pego literalmente (se lee de un vistazo):

<<b mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm 11111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111111188888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888888aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::………………..hhhhhhrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrqa>>

Lo he releído varias veces no fuese uno de aquellos textos combinando letras y números que simulan el mismo patrón visual que algo escrito “normal”, de los que tienes que descifrar lo que dice.

Pero no.

El correo me confunde.

No sé si Noemí ha sentido gustirrinín, que era la idea.

O son los crujidos y ruidos de su cuerpo al movilizarse así, que también puede ser.

O tal vez le produce cierto asco, con el “aaaaahhhrrrrq” tan largo del final. Hace un tiempo leí a una chica que ese vídeo le daba un poco de angúnia que decimos por aquí, algo así entre angustia y repelús.

En fin…

Con esto de las sensaciones y los efectos de moverse solemos caer en una confusión muy habitual, al emparejar e incluso clasificar algunas actividades por dichas sensaciones.

Y lo del gustirrinín suele relacionarse con eso, hacer algunas movilizaciones o estiramientos, ya sea como tal o enmascarados en disciplinas como el yoga, el Pilates o una clase de Body Balance, que se catalogan como actividades “suaves”, “relajantes”.

Como si después de hacer algunos estiramientos no pudieras acabar destrozado.

O como si el profe de yoga no pudiera haber enfocado la sesión con otros propósitos, centrándose en otras cualidades.

Se nos olvida lo más importante.

Al final, todo es moverse.

No es el nombre que le pongas. No son los beneficios que dicen que tiene X. No son las sensaciones que se supone que debes sentir al hacer Y.

Desde esa perspectiva más amplia, panorámica, el movimiento, puedes buscar y encontrar las sensaciones que te dé la gana cuando tú quieras, sin caer en confusiones de asociaciones absurdas, controlando el cómo y el para qué en cada momento hagas lo que hagas, incluso provocándote gustirrinín con una sesión de fuerza máxima, o fatiga y congestión extrema después de una sesión de Pilates o trabajar tu movilidad activamente.

Eso, en parte, es lo que implica moverse de verdad.

Un claro ejemplo son las Locomociones, con las que puedes sentir de todo y cuando y como tú quieras, en cualquier sitio, dependiendo de cómo las practiques.

Te enseño aquí: Locomociones.

Rober

PD: a mí me gusta para terminar algo así como bomchicawawaaaaawakawakawakabomchicawawaaaa. En el enlace.