Peso Muerto Rob – Rob Deadlift (Aplicación del principio de individualización)

Palabras clave: YO, MI, CONTEXTO, INDIVIDUO, PERSONAL

He aquí MI peso muerto.

Según la academia es algo así –con mi rigor habitual– como un peso muerto rumano con déficit, pero no estoy muy seguro ni de llamarlo así ni de si estaría ejecutándolo “correctamente”, y tampoco creo que sea muy importante.

Es MI peso muerto –¿lo había dicho ya?

Peso Muerto Rob

Podría haber titulado esta nota “El mejor peso muerto que puedes hacer”, pero no sería honesto. No sé cuál es el mejor peso muerto que tú puedes hacer. Solo sé cuál es el mejor peso muerto que YO puedo hacer ahora, según MI CONTEXTO.

Las consideraciones desorganizadas que tomo en cuenta para afirmar esto y practicar este ejercicio son:

· MI CONTEXTO morfológico (¿podríamos hablar de genética?) no juega a mi favor de cara a un peso muerto.

De hecho, no juega a mi favor de cara a ningún tipo de levantamiento de peso. Dejando a un lado MI altura, MIS proporciones y la longitud de MIS palancas, MI pelvis y cadera son notablemente más grandes y robustas que MIS rodillas, enclenques y ligeramente valgas. Nunca seré un gran levantador, ni me interesa. Aún así, no voy a utilizar como excusa mis condicionantes estructurales. Tampoco voy a menospreciar los beneficios que me puede aportar levantar peso.

· MI CONTEXTO biográfico (¿podríamos hablar de epigenética?) tampoco juega a mi favor.

Recibí una educación física de mierda, estuve expuesto mucho tiempo a las tonterías del fitness, y nunca cuidé especialmente MIS rodillas como es debido, punto muy débil y problemático desde niño. YO necesito desarrollar más fuerza alrededor de MI cintura pélvica ya que en cuanto se fatiga o no se implica lo suficiente y con eficacia en según qué patrones, MIS rodillas se comen todo el esfuerzo y sufren. Una perspectiva en plan “fortalece tus rodillas” es simplista para MI caso. Recuerden: no todas las cositas que no funcionan bien a nivel local tienen una causa principalmente local. Observen el cuerpo como un todo.

· MI CONTEXTO actual (también epigenético), es decir, las disciplinas o movimientos “a lo grande” a los que YO me veo expuesto o tengo idea de exponerme en un futuro próximo y para los que quiero estar preparado/pre-habilitado requieren de una pelvis/cadera más funcional, útil, móvil, capaz en este rango y patrón de movimiento. Esto explica sobre todo MI elección por trabajar con déficit.

· En cuanto a MI técnica… no es una técnica prescrita, sino una consecuencia de MI experimentación con diferentes técnicas.

Primero, no hay técnica correcta para todos, aunque sí principios básicos. En lo referente a lo analítico, los principales son siempre dos: bloqueo y motor. O sea, dejar quietecito lo que no quieres que se mueva –importante proporcionalmente a la carga con la que se pretende trabajar–, y mover justo lo que quieres que se mueva.

Y segundo, matizar el hecho de que una técnica en realidad es una consecuencia de saber qué es lo que quieres hacer para realizarlo de manera segura y eficaz, por y para tus intereses, y no una receta exacta a seguir –esto, a pesar de que para alguien que se inicia puede ser útil, a largo plazo puede convertirse en un lastre, ya que no invita al INDIVIDUO a experimentar, entender cómo funciona su propio cuerpo, comprender el porqué de encontrar una técnica propia, en fin, educarse, y sacarle mayor partido al entrenamiento y la experiencia de moverse.

Así, el mediocre, experimental e individualizado Peso Muerto Rob consiste en:

  1. Cojo una barra con una separación de manos justo por fuera del ancho de las caderas.
  2. Subo a algún soporte un poco elevado y mantengo los pies poco separados, entre 10 y 15 cm, y apuntando hacia delante –matices poco convencionales, PERSONALES. Las rodillas permanecen ligeramente flexionadas.
  3. Cojo un poco de aire, miro al frente, activo el abdomen y fijo bien fuerte brazos y tronco.
  4. Inicio la bajada con un tempo controlado a una velocidad constante, manteniendo en la medida de lo posible el bloqueo de tronco y rodillas, tratando que el movimiento solo ocurra alrededor de la cadera. Intento mantener la cabeza neutra, aunque al final del recorrido extiendo el cuello para beneficiarme de su reflejo tónico de cara al mantenimiento de la postura en la pausa que sigue y la extensión de la cadera para la subida.
  5. Pauso. Detengo el movimiento justo cuando la barra toca la punta de mis pies. Elimino cualquier posibilidad del efecto/reflejo “muelle”. No quiero aprovecharme de la energía elástica acumulada durante la bajada, sino asegurarme de que mi cuerpo sabe aplicar fuerza justo en ese punto desde el reposo.
  6. Inicio la subida lo más rápido posible, sin perder ninguno de los bloqueos.

* Evidentemente, la elección de la carga también es un factor a tener en cuenta según el CONTEXTO y el INDIVIDUO. En el vídeo estoy trabajando con 35kg, ya que mi sesión del día estaba enfocada en la conciencia corporal, el control en la ejecución y la acumulación de volumen, para un total de 5 series de 10 repeticiones.

Principio de individualización, incultura y educación

Esta nota es un ejemplo del principio de individualización. Nada más.

Dadas las circunstancias individuales de cada uno, incluidas las mías, desde mi punto de vista el principio de individualización es el más importante de todos los principios del entrenamiento, al mismo tiempo que difuso, impreciso, variable, un tanto caótico.

De ahí que no sea un principio controlable como pueden ser el de sobrecarga o el de especificidad, sino que requiere de una actitud pro-activa en cuanto a la experimentación y el aprendizaje de cada INDIVIDUO.

Lamentablemente, este principio del entrenamiento Y del movimiento es el más difícil de aplicar, debido a nuestra pobre educación física, reflejo de nuestra incultura del movimiento –la educación que recibimos es una consecuencia cultural y social, y no al revés.

Aquí a nadie le interesa que cuestiones, investigues, experimentes. Solo tienes que obedecer, seguir las normas.

Sin embargo, si pretendes conocerte, culturizarte y exprimir TU movimiento, esta estrategia no sirve.

¿No quieres aprender y experimentar, incluso pasando por el error o la mediocridad? Sigue buscando “El mejor peso muerto que puedes hacer”.

¿Quieres comprender, ser consciente, enriquecerte, desarrollar, moverte de verdad, a pesar de los fracasos o de sentirte mediocre? Encuentra tu peso muerto –o el movimiento que sea.

O mejor…

Invéntatelo.