La diferencia entre saber y SABER moverse

Pienso, ¿luego existo?

No.

Me muevo, luego existo.

Somos cuerpo.

No cabeza.

La cabeza es una parte del cuerpo.

Como consecuencia del maquinismo y el racionalismo hemos cometido dos errores de bulto.

El primero, confundir el conocimiento teórico, racional, con el conocimiento real.

Una cosa es saber sobre el papel, la información y las estadísticas, y otra cosa es SABER, desde la experiencia.

Algo que sí SABEMOS es que estamos infoxicados, intoxicados de información. Todos lo hemos sentido, intuido y pensado alguna vez.

Perdidos en la cabeza, estamos perdiendo el cuerpo –o a nosotros mismos.

Nos informamos demasiado, creyendo saber.

No experimento, no practico… luego NO SÉ.

En cuanto a tu fisicalidad, tu cualidad de lo físico, la pregunta del millón es

¿SABES MOVERTE?

No es cuánto sabes moverte –¿ya estabas pensando en tu nivel o tu estado de forma, mediocre?

Es si sabes hacerlo. Punto.


Pronto voy a compartir una serie de 12 TESTS DE MOVIMIENTO.

Si quieres ponerte a prueba, lo mejor es que te suscribas aquí. Es gratis.

No son tests físicos habituales, ni en lo práctico ni en lo teórico.

La mayoría no se parecen a los que te obligaban a hacer en tus clases de educación física, ni a los de tu gimnasio, tu box o tu fit-app favorita.

Tampoco tienen nada que ver con pruebas épicas, demostraciones espectaculares o dónde están tus límites.

Todo eso son bobadas para atontar a rebaños.

Quiero que SEPAS si SABES moverte, si estás preparado, si tu cuerpo responde. Si te conoces, ni mucho ni poco, lo suficiente.

Por cierto, igual que la cabeza es parte del cuerpo, pensar también es parte de moverse.

Y por eso, antes de empezar con el gran TEST, para comprender bien de qué se trata todo esto, te invito a pensar y dedicarle 4 minutos a este vídeo.

Ya lo he compartido otras veces. Me parece tan esclarecedor.

 

¿QUIERES SEGUIR LEYENDO PARA MOVERTE MÁS Y MEJOR? SUSCRÍBETE GRATIS Y ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD