Verte borracho como una cuba

Ahí va uno de los mejores consejos que te puedo dar.

Para estas cosas del movimiento, grabarte y verte después puede marcar un antes y un después.

Lo puedes hacer desde hoy mismo.

Te grabas moviéndote. Te mueves grabándote.

Luego te miras la grabación, moviéndote.

Y te ves moviéndote y…

¡¡¡Sorpresa, sorpresa!!!

Acompaaaáñameeeeee, una noooooche maaaaaás…

(Si eres joven no lo habrás pillado. Lo siento).

Mira lo que me dijo Elsa, después de grabarse para enviarme algunos vídeos:

<<Me ha gustado grabarme en vídeo y poder corregir las posturas de esta manera.

Me ha recordado a los anuncios de hace años de la droga y el alcohol, en los que salía la imagen de lo que tú pensabas que estaba pasando y lo que estaba pasando en realidad.

¡Es súper curioso cómo percibimos las distancias y los movimientos corporales!>>.

Imagínate que lo haces.

Imagínate así durante unas cuantas semanas, porque si es un hábito ha de ser durante un tiempo. Un día no vale.

Así:

Te mueves. Te grabas. Te miras. Te sorprendes.

Lo vuelves a hacer las veces que haga falta.

Repites cada uno de los pasos.

Moverte. Grabarte. Mirarte. Sorprenderte.

No sabes la de sorpresas que te vas a llevar.

¡No solo por lo evidente!

Pista: ¿No ves cuánto movimiento hay implícito en el proceso?

No sabes la de BUENAS sorpresas que te vas a llevar.

Para mejorar tu movilidad de base y habituarte a moverte y grabarte a menudo…

…y mandarme los vídeos para que yo también los revise y te ayude…

…y moverte más y grabarte y mirarte y así ganar más movilidad todavía.

Es aquí: Movilidad Natural.

Rober

PD: 8 semanas moviéndote, grabándote, mirándote, sorprendiéndote y moviéndote otra vez. Arriba.