Me escribe un profe de yoga escocido. Dos veces

A veces todavía me sorprendo.

Y mira que la historia se repite una y otra vez.

Por suerte, hay quien sabe leer.

Manu, el profe de yoga escocido que tiene una escuela en Murcia (sharmamovimientoyconciencia .com), sabe leer.

Y cuando uso el yoga como metáfora para ejemplificar algo más gordo y además uno es riguroso en la especificidad sobre para qué es útil el yoga y para qué no,

y encima sabes leer,

entiendes que no hay ni debate ni conflicto ni mala baba ni nada.

Y Manu me responde el correo sobre el escozor que provoca que el 99% de las clases de yoga no sirvan para aprender yoga, sino para decir “hago yoga”, como mucho.

Su correo contiene tesoros.

Mira:


Hola Rober,

Tu correo me escuece y no me escuece.

Por un lado me escuece porque la verdad entiendo lo que dices y una de las cosas que considero que merman mi profesión actual (tengo una escuela de Yoga) 😉 es lo que cuentas. 

Considero que la gente no enseña a moverse, ni enseña Yoga, solo hacen mera y simples clases que no transforman ni los cuerpos ni las mentes de los alumnos. Como el que hace churros vaya… 

Así q lo que me escuece es que se pueda hablar así del Yoga y con razón. 

Pero bueno, supongo que de momento es lo que hay. 

Y bueno, por otro lado no me escuece porque en mis sesiones de Yoga enseño Yoga y enseño a las personas a moverse (q lo considero lo más importante)

Considero el Yoga una gran base incluso antes de empezar a moverse o hacer cualquier otra cosa para entender cada gesto. 

No voy a añadir nada más, menos una cosa dentro de exactamente dos líneas.

Manu forma parte de aquel 1% que sí enseña y donde sí aprendes, y que no tiene por qué escocerse porque no engañan a nadie.

Con las Locomociones pasa lo mismo, exactamente lo mismo.

Hay quien pauta o manda o vocifera pasos y secuencias y “flows” y tal.

Y no entiendes nada, solo obedeces y sacas la lengua.

Y no aprendes nada, solo haces lo que puedes, de aquella manera, y esperas la siguiente instrucción.

Eso no tiene por qué estar mal.

Pero si lo que te interesa realmente es ser consciente, entender lo que haces y darle un sentido propio, personal, puedes hacerlo en este curso:

Locomociones – Desarrolla un cuerpo hábil y muévete con inteligencia.

Rober

PD: lee esto imaginándome con una sonrisa de oreja a oreja y un tono cachondo. Que a veces lo directo y asertivo se confunde con enfado, rencor, ira, pedantería o yo qué sé. Solo hemos comentado la jugada.

PD2: para aprender movimiento de verdad, “obedeciendo” durante unas semanas para luego despedirme y librarte de mí, porque has comprendido lo que has hecho y te lo has hecho tuyo, es en el enlace.