Vídeo: No caigas en este error. La confusión de la diversidad de la práctica y la paradoja de la repetición

Si estás por aquí ya sabes que eso de ser un especialista es una caca.

Si no lo sabes, deberías.

(Hablando en serio, si no lo sabes te recomiendo visitar primero mi página de bienvenida).

¿Qué significa eso de ser especialista?

Practicar una única disciplina, deporte o lo que sea.

O moverte en una sola dirección… Fuerza, movilidad, resistencia, etc.

A efectos prácticos:

Hacer solo yoga.

O solo Crossfit, fuerza, halterofilia.

O solo Pilates, danza, expresión corporal.

Y ya no digamos solo fitness, burpees, patadas de glúteos.

Moverse bien implica tener un vocabulario diverso y amplio,

disfrutar de cierto grado de versatilidad y adaptabilidad,

ser capaza y hábil para hacer un poquito de todo.

En definitiva, practicar movimiento de manera generalista.

Esto, a menudo, genera ciertas confusiones que tienen que ver con la paradoja de la repetición.

(Si quieres profundizar en estos conceptos, puedes leer mi libro Camina, salta, baila: Muévete más y vive mejor).

Y la más gorda de las confusiones te la explico en el siguiente vídeo.

Espero que te sea útil.

*Y mucho OJO con la pregunta final. Es la clave para saber cuánto necesitas REPETIR.

Rober Sánchez – M de Movimiento